CARICATURAS DE GRANDES CREADORES: Músicos Clásicos

¿Os acordáis de Pablo Morales de los Ríos, el autor del vídeo animado «Historia de la Música (Lecciones ilustradas)»? Sí hombre, sí. Aquí le hicimos un post hace algún tiempo cuando decidió pasarse por la escuela a presentarse y dejarnos unos marcapáginas de su, por aquél entonces nuevo vídeo, Verdi vs Wagner.

El caso es que este creador incansable se encuentra en estos días en plena campaña de crowdfunding para publicar sus CARICATURAS DE GRANDES CREADORES: Músicos Clásicos.

BEETHOVEN-Caricatura+Cita

Como él mismo lo describe, «se trata de un trabajo de más de 15 años de dedicación y que abarca 1000 años de evolución musical, desde la Edad Media hasta nuestros días, acabando con algunos de los compositores de bandas sonoras más importantes. Cada caricatura va acompañada de una cita célebre, una breve biografía y una selección de obras importantes. Un trabajo divertido a la vez que didáctico, pensado para que pueda usarse en escuelas y para aprender sobre Historia de la Música.

Mirad este vídeo en el que podemos hacernos una idea del trabajazo que es:

También podéis escuchar en este enlace de «La dársena» (a partir del minuto 11:03), programa de Radio Clásica en el que entrevistaron a Pablo, en qué consiste el proyecto y cómo lo ha ido construyendo.

Es importante que sepáis que si no consigue los suficientes mecenas, el libro no se publicará. Y esto sería una pena… Así que, si os apetece tenerlo, podéis adquirirlo en esta web, que incluye un vídeo en el que explica el proyecto de forma más gráfica:

https://libros.com/crowdfunding/caricaturas-de-grandes-creadores-de-la-musica-clasica/

Yo ya tengo el mío reservado, con el póster de las Lecciones Ilustradas de la historia de la música incluido, para poder colgarlo en la escuela 🙂

Os animo a todos a que aportéis vuestro granito de arena para que este trabajazo salga adelante, porque es importante que apoyemos a los pocos valientes que aún se animan a crear y hacer arte y, en este caso además, porque nos sirve para aprender de forma divertida y pedagógica.

¡Gracias, Pablo!

Anuncios

Empieza el llanto de la guitarra

Empieza el llanto
de la guitarra.
Se rompen las copas
de la madrugada.
Empieza el llanto
de la guitarra.
Es inútil callarla.
Es imposible
callarla.
Llora monótona
como llora el agua,
como llora el viento
sobre la nevada.
Es imposible
callarla.
Llora por cosas
lejanas.
Arena del Sur caliente
que pide camelias blancas.
Llora flecha sin blanco,
la tarde sin mañana,
y el primer pájaro muerto
sobre la rama.
¡Oh, guitarra!
Corazón malherido
por cinco espadas.

Federico García Lorca.

Hay muchas formas de definir la guitarra, pero tal vez la mejor sea la que proporciona ella misma cuando está en acción.

Sin pena, no hay que dejar de resaltar que es posiblemente uno de los instrumentos más infravalorados hoy en día y es un grandísimo error que habría que dejar de cometer, ya que aporrear un par de acordes (y que no tengan cejilla, por favor) para malacompañar una canción no es tocar la guitarra. Es otra cosa.

Del infierno al cielo

El violín es ese instrumento capaz de llevarte del infierno al cielo en un suspiro. Y viceversa. Muchos dicen que es chillón, que maltocado es peor que un gato maullando o que requiere una postura absolutamente antinatural. Y puede que sea verdad. Pero también es verdad que cuando tienes el violín colocado sobre el hombro, rozándote el cuello y sintiendo las vibraciones de las notas que produce dentro de tu cuerpo, cuando los dedos resbalan por ese mástil sin trastes sabiendo perfectamente dónde deben ir y cuando puedes adaptar tus movimientos con el violín a la música que estás tocando, tienes la sensación de que es una auténtica prolongación de tu cuerpo.

Recuerdo que hace años, bastantes ya, vi la adaptación cinematográfica de El Conde de Montecristo en la televisión. Sin ánimo de querer desvelar la trama a aquellos que aún no la conozcan, querría compartir un momento de la película que me marcó por lo emocionante y tenso y, sobre todo, por la música. ¿No decía antes que puede llevarte del infierno al cielo en un suspiro? Aquí, el Conde de Montecristo es presentado por primera vez a la condesa de Mondego, que quiere agradecerle un favor que éste le hizo a su hijo. De repente, como si acabara de ver un fantasma, al verle ella reconoce a alguien. Alguien que no puede ser. ¿O sí? Pues bien, todo este momento es acompañado por un fragmento del 2º movimiento del concierto para violín y orquesta en Sol menor (qué casualidad…) de Max Bruch. Ese violín, acompañando esa mirada de Mercedes, al sentimiento provocado por el encuentro inesperado… Aquí os lo dejo.

(…)

A su vez, la orquesta es una prolongación de este instrumento. Pues no sólo te da el violín el placer de tocar solo, sino que cuando se une a un grupo de entre 60 y 120 instrumentos, da sentido a la frase que dice que la música es un deporte de equipo.

Por supuesto tenemos también los pequeños grupos de música de cámara en los que suele ser bastante usual que haya un violín. La formación más conocida es el cuarteto de cuerda, formado por dos violines, viola y violoncello, instrumentos que junto al contrabajo completan la familia de instrumentos de cuerda frotada. Hay multitud de obras compuestas para cuarteto de cuerda, tanto de autores clásicos como contemporáneos y además, a veces se hacen adaptaciones de obras para orquesta de cuerda.

Y como en todas las disciplinas, con el violín también se puede hacer mucho el “gamberro”. Os dejo un vídeo de Pagagnini (¡un grupo español!) al que os recomiendo que vayáis a ver si podéis. Aquí en un programa francés, asombran a nuestros vecinos con todo su arte.